lunes, 25 de febrero de 2013

Carta a MªJosé



Es buena ocasión para reconocer y recordar a esa persona que ha estado con nosotros en el aprendizaje no sólo de los libros, sino de la vida. Queremos agradecer a la profesora Mª José, esa profesora que desde su llegada a la ESO  ha dejado huella en nosotros, no solo a los alumnos sino también en los demás profesores.
A la profesora decirle que gracias porque día a día dedicó su tiempo para enseñarnos la asignatura y el mejor camino para la vida, que aguantó gritos y risas de adolescentes inquietos, que explicaba una y otra vez el temario para que todos la comprendiéramos.
Esa profesora que alguna vez odiamos porque nos dejaba deberes en vacaciones y que amamos cuando nos dejaba detalles esenciales para la vida y para el estudio.
A la profesora de secundaria, Mª José darle las gracias porque nos enseñó lo esencial de la vida de adolescente, una profesora verdaderamente buena y amable que todo lo que quería era el bien para sus alumnos y compañeros.
Esa profesora que soportó con paciencia nuestras risas y burlas cuando no venían a cuento , cuantas cosas no nos dijo y no creímos y ahora, esas cosas que creíamos inútiles pero que ahora  ya sabemos que son la base de nuestra vida.
Gracias a la profesora porque nos hizo poner los pies sobre la tierra y que poco a poco nos fue guiando hacia lo que sería nuestra profesión.
Mª José  nos hizo llorar con las lecciones de historia, de Lengua y de lecturas que no eran muy interesantes y que hoy son recordadas con mucho cariño.

A esa profesora que no paraba ni un segundo en el instituto. ¡Cómo olvidarla! Maestra de   nuestra vida, maestra del San Isidoro que dio toda su experiencia como profesora durante muchos años a este instituto y que hoy en día se agradece porque su esfuerzo ha valido la pena para el futuro de muchos alumnos y las lecciones de la vida por su experiencia como buena veterana. Que verdad es “Más sabe el diablo por viejo que por Diablo”
Mª José ha aportado mucho en la vida de las personas que han tratado con ella, es una mujer apacible, social, alegre, viva, activa….
Gracias a ella por los consejos, por los secretos de profesión compartidos, por vernos como alumnos, compañeros, y lo mas bonito… gracias por su apoyo en los momentos de rendición pero sobre todo por la amistad brindada.

Darle las gracias en nombre de todos por haber hecho de su profesión algo inolvidable tanto para compañeros de trabajo como para alumnos.

Esperemos que en su jubilación las cosas le vayan mucho mejor, que recuerde que este instituto será  su casa para siempre.

Gracias por las enseñanzas del ayer… Y los recuerdos del ahora Mª José.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada