sábado, 9 de marzo de 2013

El árbol, desde pequeño




La vida es muy importante en nuestros sentimientos, ya que en ella podemos encontrar la felicidad o la tristeza de cada uno.
La infancia es algo que solo se vive una vez. Machado desde pequeño se empezó a formar para ser lo que es ahora, uno de los mejores poetas del mundo y uno de los más conocidos en este país.
La mayoría de sus poemas se encargan de describir su vida rutinaria, sus sentimientos, sus pensamientos. Son poemas que tocan el alma. Te llevan a que sientas lo que sentía en ese momento.
El niño en la infancia puede tener muchas preocupaciones, ya que no sabe con total seguridad lo que será de él y cómo será.
Se dice que "el árbol, desde pequeño". Pues él siempre fue educado para ser lo que es ahora.
Machado se preocupaba por sus seres queridos. Sus poemas, sus rimas, todo iba dedicado a sus seres más cercanos.

Me he preguntado: ¿qué importancia, qué afecto causó en él la muerte de Leonor? ¿Cómo se superó? ¿Por qué la mayoría de sus poemas son como su "Diario personal"?
Para mí, el poema que más me ha gustado es el de "Una noche de verano", de Campos de Castilla. Su capacidad para transmitir lo que sintió en aquel momento mediante palabras es fabulosa. La muerte de su mujer, lo que más quería. Se la lleva la muerte sin remordimiento, sin pensar en nada... La muerte busca su trabajo. Machado sabe transmitirnos las sensaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada